sábado, 16 de julio de 2016

The trolls on the ex-convent of Santo Domingo in Izúcar

Santo Domingo
Some time ago in the ex-convent of Santo Domingo de Guzman which was built since 1522 in the city center of Izúcar de Matamoros, one day on afternoon which is the time when the children attend at their classes of catechism inside rooms of temple, two kids turned away from their group for explore others places on the ex-convent that were prohibited for students, inspired by hearsay told by people who ensured that existed some hidden tunnels which could transport to others places from de city.
After many minutes, the catechist saw which some students wasn't in his class, so that began searching them. When the boys were localized in a room on the ex-convent, the children who were confused explained that they had been walking for halls until they find a gate which was seal with blocks.
The kids told that they had been listening strange noises which came from the other part the wall. They said that had heard little voices, laughs and music. After some minutes listening, the students asked "Anybody here?" "Who are you?” Then all voices and sounds stopped. After that, the boys decided to return with their classmates and told them all happened.
Over time, this happening has been transmitted from person to person and has induced the emergence of a legend about existence of elves or trolls living inside from ex convent, also there are some people who say that the temple of Santo Domingo has been moved by this creatures as one intent of run away in view of they had been discovered and which this is the reason that the edification is misaligned today.

miércoles, 13 de enero de 2016

Izúcar: La leyenda de la Virgen que lloró

Autor del artículo: Alfonso Gil Campos

Para muchos, el despertar y abrir los ojos a un  nuevo día es un milagro; muchos milagros ocurren durante nuestra vida misma, sin embargo, el tema que hoy abordaremos ocurre precisamente un 24 de septiembre de 1909, a casi un año de que iniciara la Revolución  Mexicana y que trajera graves consecuencias económicas, sociales y sobre todo en la misma población al haber hambre, enfermedades y muerte.
Pues bien, hace 106 años, ocurrió un milagro y del cual se convirtió en leyenda que fue pasando de generación en generación hasta  que casi 50 años más tarde, el Señor Cura Don Arturo Márquez Aguilar recoge y manda imprimir en una hoja esta narración  y no es sino hasta hace unos años que la Maestra Josefina Esparza Soriano radicando ya en Izúcar de  Matamoros, escucha esta narración y  le imprime su toque literario para convertirla en una bella leyenda.
“Izúcar, la cálida, la heroica ciudad, puede agregar un adjetivo más a su nombre: legendaria, porque  al amparo de su clarísimo cielo  se han acompañado  un gran número de leyendas que sus habitantes repiten con fervoroso respeto como la mística leyenda de La Virgen que Lloró  la cual narraremos a continuación.

lunes, 3 de agosto de 2015

Parroquia de Santa María de la Asunción, Izúcar: una breve semblanza histórica

El origen de este templo parroquial se remonta al momento en que los destinos de la entonces diócesis de Puebla de los Ángeles, eran dirigidos por el obispo y beato  Juan de Palafox y Mendoza; fue entre 1640 y 1649, cuando este prelado ocupó la dignidad episcopal angelopolitana, tiempo en el cual pudo visitar gran parte de las parroquias que formaban la diócesis, que en ese momento tenía un territorio vasto, incluyendo nuestro Izúcar que visitó en 1644.

Un aspecto relevante de la gestión de Palafox fue el proceso de “secularización” de las parroquias; en pocas palabras este proceso consistió en quitar a los religiosos de las órdenes franciscana, dominica y agustina, la administración parroquial que tenían hasta entonces. En el caso de Izúcar, la parroquia estaba a cargo de los padres dominicos quienes habían llegado a la región por lo menos desde 1533 para evangelizarla.

sábado, 18 de abril de 2015

A la Memoria de la Maestra Josefina Esparza Soriano

Poblana de nacimiento… Izúcarense de corazón.
POR ALFONSO GIL CAMPOS*
MAESTRA JOSEFINA ESPARZA SORIANO.YA RECORTADAYa son seis años transcurridos desde su partida y pasará el tiempo y los versos de la poetisa se dejaran escuchar en la voz de los niños y jóvenes que cada lunes y en ceremonias especiales interpretarán el Himno del Estado de Puebla, legado cultural de una excepcional mujer poblana que dejó honda huella en cada una de las aulas de las escuelas en donde impartió clases, en cada uno de los corazones y en el pensamiento de nuestros niños y jóvenes que tuvieron la dicha de aprender el amor a la literatura y que hoy algunos de ellos son excelentes escritores; pero sobre todo, deja su amor a su estado natal, sus vivencias en cada uno de los municipios donde entregó su corazón, en especial en su Casa de Cultura que lleva su nombre en Izúcar de Matamoros, y todas esas vivencias las plasmó en El HIMNO DEL ESTADO DE PUEBLA, fiel reflejo de nuestra historia y homenaje a nuestros héroes.

viernes, 9 de enero de 2015

San Juan Piaxtla: Con el cuidado con el que se peina una mujer

San Juan Piaxtla (del náhuatl Pia, asegurar; axtla:axtlahua: aixtlahua: estarse peinado; que significará El lugar en donde se asegura estar peinado).

San Juan va a ser uno de los santos que se agregará con mucha facilidad a la nueva toponimia de las comunidades indígenas en México y en Izúcar no será la excepción. Aquí va a ser el Santo Patrón que deberá poseer don de ubicuidad, ya que se lo pelearán barrios vecinos, mismos que aseguran no estar confundidos con el Juan al que adoran, reafirmando que es el Bautista y no el Evangelista, al que allí le tienen reservado siempre el lugar de honor.

Con respecto al de este barrio no hay ningún problema, ya que su vestimenta de asceta, su cruz con asta larga y banderín y un cordero echado a sus pies, demuestra que es, sin lugar a dudas, el bravo predicador, que insolente ante las desviaciones de las costumbres religiosas de los poderosos de su época, atacó el orden establecido para anunciar la llegada de Jesús.

A los habitantes del lugar, el párroco Márquez los invitará al rescate del bellísimo altar de estilo barroco indígena, que en condiciones no muy bien conservadas encontró desde la primera vez que lo visitó, antes del año de 1940, en un paseo que seguramente estaba haciendo por el rumbo para adentrarse en el paisaje rural que le ofrecía esta ribera del río, cuyos terrenos planos y labrados le habrán seguramente recordado la campiña italiana, que en sus tiempos de estudios de juventud dejó plasmada en su mente la imagen de los establos que tantos productos lácteos producían en aquel país, siendo el sostén de muchas familias y comunidades rurales de esa nación europea.

miércoles, 7 de enero de 2015

San Diego: Uno de los soles del oriente

San Diego es uno de los barrios más pequeño de la franja oriente del río, y posiblemente de la ciudad. Caprichosamente ha crecido un enorme árbol (el Palo Copado) ahí, que le ha dado su personalidad y su toque de distinción, en este sitio se ofrecen fiestas populares y montadas de toros. Junto al árbol de las mil formas se asiente la capilla del lugar.

En su fachada se encuentra plasmado, en fina talavera, un sol resplandeciente de 16 rayos, que humanizado (cuenta con ojos, nariz y boca) vigila a todo concurrente que acuda al pequeño edificio, esta misma característica va a poseer la fachada del barrio en el extremo sur pero de la franja opuesta del río Nexapa.
Este símbolo muchas ocasiones va a ser las veces de puente entre las dos culturas que violentamente chocan durante la guerra de conquista española durante el siglo XVI. Colocado en sitios estratégicos, como una especie concesión ideológica que hacían los misioneros evangelizadores, para atraer a los integrantes de las comunidades a los templos cristianos, ofreciéndoles a la par de la protección del nuevo santo la posibilidad de mirar también al dios, que aunque vencido (o que quizás por ello) estaba presente en la nueva conformación de sociedad que se va a consolidad en el futuro en esta comunidad, en el país y en el continente, aunque también el sol es un símbolo de la orden dominica, preponderante en esta zona del país.

Pero eso no es todo lo que ofrece la iglesia, entro de ella va a estar uno de los altares mejor adornados del rumbo, pequeñito, sí, pero tan exuberantemente tallado y revestido de pintura dorada, que su San Diego va a brillar con luz propia, tan sólo con estar colocado en ese lugar. A la entrada del lado izquierdo le fue construido un espantoso tapanco de cemento, en el que orgullosamente se exhibe un órgano musical que fue la delicia de muchas generaciones que acudían al lugar antaño.